martes, 29 de marzo de 2016

COMO ES POSIBLE EXTRAÑARTE TANTO 
SI NI SIQUIERA RECUERDO HABERTE QUERIDO ALGO

sábado, 26 de marzo de 2016

beso pimentón, guiño perejil


lo poco creíble de este origen, 
lo encerrada que me siento en este río, 
pataleando, naipes y camalotes, mojadas opiniones,
mayas enterizas para carnes explotadas pero tímidas, 
desmayos enteros bajo este look sexy y pordiosero
adentro del agua, ahogándome un poco para vos,
mostrándote que puedo nadar 
no muy bien, no muy lejos,
pero que puedo, puedo, puedo
hacerle frente a este chupón de río
que me tira para abajo, que me tira.

lo imperceptible de esta invitación 
se constata en que estoy yo sola comiendo y bebiendo,
en un salón inmenso vestida para hacerle 
luces, poses  y caso 
a un joven húmedo estudiante de fotografía
que limpia su cámara con soplidos que me calientan,
de souvenir un beso pimentón, un guiño perejil, 
una lengua mesa dulce y un comino 
lleno de piedras que no condimenta 
ni conduce a ningún lugar.

yo ajo de todo para quererte pero no te das cuenta todo lo que ajo,
para tener este fortísimo aliento a cansada 
de no recibir lo mismo que hace tiempo te fue dado.

tanto en el relato como en el retrato
a ella le duele la cabeza
a él le duele la muela
y es un poco triste que
en el compartir siempre algo duele
en el compartir lo que duele es compartir
los humanos somos así 
unos reverendos raros
en la cama está servida la picada 
salame, queso y aceituna
todo bien chiquitito 
no dispongo de escarbadientes
irás con la mano, iremos con la mano, iremos,
para saborear la difícil fruta destinada a contarnos
si tenemos futuro también llamado aguante
o si esto se termina hoy
amarse es un devorar cochino de corazones
una inversión maldita de tiempo,
una picada abundante que termina pronto,
para que después, quién sabe, venga lo mejor.

lunes, 8 de febrero de 2016


"¿conocés a alguien de acá vos?" me preguntaron eso. me di vuelta. sí. era para mí la pregunta. es una pregunta extraña. no importa quién la hizo. bueno sí, siempre importa quién hace preguntas de mierda. una boluda. una boluda que cada vez que me la cruzo - es una vez muy cada tanto, cada meses - le veo un grano brillante en su frente brillante que no se le quiere ir ni con el tiempo ni con tratamientos. ni teniendo buena onda se le va a ir tanto cebo de la cara. la boluda del grano inquilino quería así tal cual como la escuché saber si yo conocía a alguien de ahí, si yo estaba ahí por alguien, si alguien me había invitado a este evento. quizás ella padece una cosa que se llama el grano preguntón, quizás es el grano el que la obliga a preguntar a ella y ella se niega pero el grano la obliga porque está ahí, participando activamente de su frente y cuando ese grano desaparezca, es decir cuando el tiempo o algun tratamiento efectivo le dejen la piel limpia de surcos y pus, ella no va a hacer más preguntas a nadie. y si yo vine acá por invitación de mi propia y gigante curiosidad y no invitada por nadie, ¿cuál es la diferencia? ¿es correcto que haya venido? ¿vine legal, vine con derecho? ¿hice mal en venir si solamente vine de pura curiosa? ¿si no conozco a nadie? no conozco a tu amigo, no conozco a nadie de acá, me interesó, estaba al pedo en casa y vine a este evento de literatura. "para saber te pregunto". hay gente que pregunta para todo menos para saber es obvio sino para molestarte un poco. qué desparpajo. me molesta ese desparpajo de algunos. igual yo soy así. soy muy de averiguar también. es muy hiriente averiguar, querer saber. soy muy de calzarme mi furiosa voluntad detectivesca y sacarle información que no me sirve a la gente. información que no me sirve, información que me chupa un huevo pero información que busco tener de algún modo. para qué meterme en mis asuntos si me puedo meter en los asuntos, los terrenos baldíos y las razones de otros. así funcionamos. los reyes de la data, los metidos, unos capos. 

domingo, 24 de enero de 2016

yo le copio
al durazno
la manía de
ser delicioso
solamente por un rato
para pudrirse al instante
entonces ser deliciosa
es una de mis tantas manías
de corta duración,


lunes, 4 de enero de 2016

12 meses

una pavadita te quería contar pero si no tenés tiempo la pavadita te la llevo al oído otro día, yo soy lenta para leer, tardo mucho, espío las páginas que me faltan para terminar, las cuento, averiguo algo del final como quien averigua con falso desinterés los años que le restan por vivir mientras revuelco mis yemas en el principio y miento concentración. 

al principio yo era amarga con mis padres,y amiga de tener los dientes sucios y usar mi uniforme de colegio hasta los fines de semana después crecí y me hice preguntas como: ¿quién desea mi ternura?  ¿quién me enseña de productos de limpieza? ¿me voy a casar con una persona o con una mesa y su mantel? ¿a tal edad qué cosa? ¿cuál será el truco para competir y que no se note?

antes no entendía nada de lo que leía y ahora sí, ahora un poco más: entiendo el pronóstico, el horóscopo, tus ojos, algún que otro capítulo de novelas que me prestan, la alarma que me despierta para ir a trabajar, entiendo mi recibo de sueldo cuando leo mi fortuna es mojar los pies no importa en qué agua, el agua que te toque en suerte, mientras sea cristalina, los peces se pueden inventar tan sólo aseverando decidido "¡ahí hay peces!", usar el mar como fondo ensordecedor, como música participante de un amor a pie, de un pibe mensajero sin bicicleta que se cansa y suspira como se cansan y suspiran las vacas cuando son ordeñadas por manos que no entienden de tetas de vaca. 

la playa dejó de ser un lugar para convertirse en un momento del año y un momento del año puede ser este beso que te voy a dar ahora bajo este espeluznante humo de fábrica que en unos pocos minutos nos va a deformar el cerebro universitario y sus fotocopias, hay un momento del año en que el daño del brindis parece irreversible pero al final de diciembre no era tan así, hay un momento del año en que el año parece una penitencia inmerecida o un homicida que pesa 12 obesos meses, hasta que ves al final del camino un arbolito iluminado en un rincón, en la cocina rodajas de peceto frío y mayonesa, familiares apretados manchando con sidra el sillón, ¡a la parrilla el trabajo y la universidad! ¡sumar, restar, la antesala para dividir! ¡abandonar siempre es una opción! ¡abandonar, sí! ¡descansar, también! ¡puta navidad, puta vacación, qué bonito asesino el sol!  

¿tu dirección exacta sigue siendo exacta?  ¿dónde vivís exactamente? cuando te pregunte esto, no me contestes, es una trampa, contestar a cualquier cosa es una trampa, contestar es, de todas las trampas, la peor.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Lo mejor

se demoran en el trámite más famoso, el beso final.
¿cómo te besé el día que te dejé de besar?
tendrán su apetito pisoteado por unos días,
saldrán ojerosos en las fotos,
la paz no se promete ni siquiera el silencio se promete,
paz y silencio es lo más delicado del ser humano,
cancelarán el acto más noble y agotador, madrugar,
se pedirán unos días en el trabajo,
el certificado médico no hablará de duelo pero dirá algo así como:
"amar me sacó fuerzas", "regreso pronto", 
"renacer quiero" "dormir todo lo puede, jefe",
desactivan las alarmas, ahora se van a despertar 
cuando el cuerpo les dicte despertar,
en la esquina del fin y las seis líneas de colectivos, 
con ojos llorosos se recomiendan destinos turísticos,
empresas de larga distancia y el viento que llega de tal o cual ventanilla.
se desean lo mejor y salen corriendo para lados opuestos
con la velocidad de quien quiere y está decidido a ser atropellado.
tardan un día entero en terminar un té, eructan agua, no se sienten bien.
(es que volvieron a andar solos por la vida de nuevo)
la paciencia es una hierba, como la manzanilla.
el té de paciencia existe 
y nos vamos a tomar todo el tiempo del mundo para terminarlo,
como los que se toman todo el tiempo del mundo para terminar
en la esquina del fin y las seís líneas de colectivos
una relación que no sólo ya no hierve más 
sino que perdió el vapor curagripe del principio. 

nadie sabe qué es "lo mejor" pero es lo que todos se desean
cuando hay que desearse algo.
algunos reemplazan lo mejor por cosas buenas,
te deseo lo mejor
te deseo cosas buenas
¿y si pruebo con
te deseo que amar te saque fuerzas?

viernes, 9 de octubre de 2015

mi letra se entendía a la perfección hasta que escribí que te quería lejos, se entendía todo menos que te quería lejos, entonces te dejaron cerca.
si cambia el clima, cambian las vidrieras, los maniquíes se sacan la campera de jean y muestran los hombros, lucen sus cambios, sus ojos blancos, su rígida primavera.
sos un rebelde, sos un problema, sos un contrera, sos un podrido,querés cosas que nadie quiere, te estacionás en ideas que nadie tiene, los días fríos elegís las mesitas de afuera para sentarte, la calefacción no te gusta, se la cedés a los viejos como si fueran asientos.
"en los bares yo me siento afuera, y si no hay mesa afuera, mozo, ármela, afuera en la vereda, yo lo espero, ármela, soy rebelde y un problema, ármela."
mis platos los lava mi opinión formada sobre la vagancia. un día se me va a deformar este hartazgo que tengo hasta convertirse en algo que no es hartazgo. 
paradero es la palabra que busco, la manualidad de ir a pie a todos lados, la mocosa fatalidad de encontrar la gripe en la ronda con amigos que estornudan angustias y mandatos, la memoria que falla al intentar recordar quién estuvo y quién faltó, qué canción se cantó y cuál no, quién se quedó dormido primero.
soy el único servicio impago que te reclama la dueña, soy el único, el único ser vivo al que le pagan por verlo más vivo de lo que está. 
en la mesita que te armaron afuera me dijiste: "en la mayoría de las escuelas, los patios son inmensos, para no cruzarte con tu enemigo".

miércoles, 7 de octubre de 2015


el tamaño de la letra sí es importante, depende a quién le escribas, de todos modos, el que no ve de cerca tampoco ve de lejos, que no te mientan, los ciegos están en constante expansión, son hermosos en su caminata a destiempo, pidiendo el "permisdón" el permiso más el perdón, son hermosos pero cuando piden plata en vasito de plástico les tengo un miedo y los esquivo como abejorros, el natatorio hoy está cerrado por una gala elegante sport de desinfección, un piojito en la bikini que va a quedar por siempre, unas ojotas plateadas con plataforma manchadas con caca, una bata blanca de toalla con olor a mandarina, la revisación médica de separar los dedos de los pies para descubrir hongos tamaño baño es la obra de teatro a la que todos reservan su lugar pero nadie va,  tu destinatario está agachado, en esa búsqueda obstinada de ese trébol en el jardín de los retos, retos para no decir cerezos, jardín de cerezos era de otro autor, expendedora de la fé soy, dónde hay signos de fé en mi desayuno, mi café no es negro ni es dios, es una pequeña novedad en la mañana, un arenero limpio en donde juego un rato antes de irme a trabajar, tenga la edad que tenga, una noticia le rompió la manijita a la taza y mi tazastá así, sin manijita, tu destinatario está agachado, reptando, en el jardín de los retos, esperando a que le toques el hombro y le digas ¡éste es tu trébol, trébol viste loco buscando, acá está campeón!  si tu mano está bien roja al borde de sangrar es que no sabés tocar el bongó, lo tuyo es sólo lavarte los dientes para hablarles mentas a los frutillas que tenés de amigos, la percusión es para lo que ya golpearon demasiadas puertas y les abrieron sólo unos pocos centímetros, y con los centímetros pudieron aprender a ver el mundo, si a cada pregunta que te hago vos no me la vas a saber contestar, este interrogatorio termina acá, el que no corta, no sana, el que no confiesa no va en cana, el que no llora, no mama, y como dije al principio, el que no ve de cerca tampoco ve de lejos, que no te mientan, antes que usar anteojos, mejor nada. 

lunes, 14 de septiembre de 2015

CUENTO: "Carajo, ganamos"

Escuché muchos casos de bebitos que tienen accidentes adentro de sus casas por culpa de sus papás, fracturas de brazos por caídas, quemaduras por agua hirviendo y a raíz de esto, días y días en un sanatorio. O también accidentes fuera de casa: bebitos encerrados y faltos de aire en un auto mientras sus papás se van a jugar al casino o se van a bailar a un boliche porque hace mucho no tienen una noche para ellos. Es gracioso lo de "una noche para ellos", como si las demás noches fueran destinadas vaya a uno a saber en qué cosas. Como si los demás días, no hay "noche para ellos" y hay que buscar esa noche como sea. Ser negligente es hundir lo más preciado en el caos. La negligencia se opone al cuidado excesivo de lo que amamos y es un fenómeno del comportamiento humano que suele recibir repudio, muestras de indignación y en algunos casos, linchamiento. Pero a veces, solo a veces, en medio de la más violenta negligencia suceden milagros y lo que parecía hundirse en el caos no se hunde en nada y la negligencia termina trayendo felicidad. Yo soy el bebito del casino, yo salí en los diarios hace 26 años pero todo salió bien, de verdad, todo salió bien porque en vez de morirme adentro del auto, porque en vez de enojarme adentro del auto, el bebito no se murió, ni se enojó, no se ahogó, sino que entendió y esperó a sus papás a que terminaran de apostar y volver a apostar y volver a apostar y patear y pegarle con pasional tara a las máquinitas para ganarse unos mangos, un porvenir. Este bebé respetó "su noche para ellos" y no hizo escándalo. Yo soy el bebito del casino que por unas horas no respiró y no le pasó nada. Al tiempo, veo a mi papá al volante, mamá en el asiento del acompañante, los dándose golpecitos en las rodillas, los dos riéndose, no pudiendo creerlo, ¡Carajo, ganamos! yo atrás con un bolso grande lleno de billetes, que antes no estaba, me saqué el chupete, papá arrancó el auto, y mamá, mamá bajó las ventanillas por fin. El auto se movía, el auto también se reía y la risa del auto con las ventanillas bajas traía viento. Yo, ya sin el chupete, que tiré abajó de un asiento, chupé de ese viento que me volaba los pelitos y aplaudí, torpe como aplauden los bebés que recién se conocen sus propias manos y dije dos palabras: "Plata!!", "Aire!!". O quizás no dije nada y solamente aplaudí. Y ,ante el giro brusco del auto, caí a un costado y me hundí en el bolso acolchado como una cuna, como un hermano mayor y panzón. Ser negligente trae en poquitísimos casos, como este, buenas cosas. Dicen que el departamento donde vivo es el primer departamento comprado por un bebé. Mis papás dicen en broma que casi me hacen firmar la escritura a mí. En fin, mi departamento lo conseguimos porque yo, yo me aguanté la respiración un buen rato adentro del Wolskwagen. ¡Carajo, ganamos!

Cuando terminé de contar esto en el cumple de Tatiana tipo cuatro y media de la mañana, todos me miraron en silencio con sus vasos de cerveza en la mano. A nadie le causó gracia. A nadie. Una embarazada se levantó con su vaso de jugo de manzana y puso una cumbia en la computadora de un Dj desaparecido. Una cumbia de las nuevas, que tienen toques electrónicos. Apagaron las luces y volvió la tanda de temas para bailar. Yo me fui al baño. Quería ponerme agua en la nuca porque sentía que me había bajado la presión. Quería irme. Mi anécdota, que yo la concebía dentro del género comedia, pasaba inmediatamente con esas reacciones y algunos ojos llorosos, al género drama.

Hacía pis en el aire, para no apoyarme en el inodoro, el chorro de pis era sonoro pero no pudo tapar lo que Tatiana me decía del otro lado de la puerta:

- Che, bebita del casino. Tus viejos hicieron cualquiera. Se portaron como el orto. Y vos no te moriste de pedo.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Pestes y maravillas




Cada vez que una madre que no es la mía me invita a tomar asiento en su living que no es el mío y me habla maravillas de una hija, que es su hija, que no soy yo, me da ganas de llorar, me da ternura, todo junto, pero yo muy amorosa escucho y asiento, no doy señales ni gestos que dejen entrever tristeza porque escuchar y asentir te da la posibilidad de pensar adentro cosas, de estar triste sin que se note. Pienso en que mi vieja es una forra porque no hace eso. Ella no sienta a una desconocida en su living y le habla de mí, así, a la desconocida, tan atravesada por el amor y el orgullo, como ahora una señora dueña de un perrito y un gatito me habla fanatizada a mí de su hija y me pide por favor que le acepte un té aunque sean las once de la noche y yo no haya cenado.

Contextualizo: mi compañera de doblaje quedó en prestarme un celular viejo porque el mío lo puse en el lavarropas con algunas sábanas sucias y no me prendió nunca más. Luli me dijo, yo no voy a estar, mi mamá se llama Teresa, ella va a estar en casa, ya está avisada y te va a dar el celular, pedíselo a ella, yo voy a estar en una radio promocionando con unos amigos una obra.
Toqué el timbre y Teresa me hizo subir.

Estoy escuchando a una verdadera fanática de su hija. yo escucho y asiento. y digo, sí, sí, sí, es verdad señora, su hija es divina y usted la quiere mucho. alimento la fascinación de esta señora. se vuelve más loca con lo que digo, dice la quiero mucho, es verdad. mi marido, yo, hasta la empleada, estamos al servicio de lo que ella quiere, le damos todo, la apoyamos en todo, y tiene talento, sí que tiene talento, es nuestra única hija y nos agarramos la cabeza y nos angustiamos cuando terminó la secundaria y se la rebuscó para no estudiar una carrera y se anotó en comedia musical. toda una osada. pero muy inteligente. nosotros no la contradijimos, le seguimos la corriente, eso que el papá y yo somos abogados y tiene una media hermana jueza mirá lo que te digo.

Y ahora con mi marido sabés lo que nos pasa? La escuchamos y no podemos parar de escucharla, ella y otra amiga más de ella del grupo de comedia musical no sabés lo que son, se destacan, cantan bárbaro, tienen unas voces, si ella desde chiquita estudia canto, ella ya a los seis años me pedía por favor que la llevara a clases, es mi única hija, ahora tiene veintiuno, nosotros con mi marido somos grandes y le damos todo, para que ella sea feliz. ¿no escuchaste lo bien que canta? ella es feliz haciendo lo que hace pero a veces nos agarramos la cabeza porque el arte viste. pero un día con mi marido nos preguntamos ¿quiere arte? bueno démosle arte y fue a todos los cursos.


alguien te quiere delante de otros mientras vos no estás,

alguien que te ama, habla cosas hermosas de vos,

mientras vos no estás

porque vos estás volviendo a casa.


Me fui con el celular viejo que me prestó Luli (pero entregado por Teresa) pensando que la mía, mi vieja no hace eso, que es una boluda de mierda, se está perdiendo de quererme delante de otros, de quererme simplemente, de pasar tiempo conmigo, de merendar largo y tendido conmigo. Mientras que mi vieja no me habla hace años, yo cada año me siento más capaz de hablar maravillas pero también pestes de su distancia, de su devoción por el café, de su adicción a los cigarrillos, de su hundimiento eterno de colchón, de su reciente artritis de cadera, de su silencio y de sus correos electrónicos asesinos donde no usa ni una puta coma para separar con sentido su violencia sin sentido.

El misterio de ser huérfana de una madre que no murió y vive a pocas cuadras, con las persianas de su habitación bien pero bien bajas. Boluda de mierda, boluda de la oscuridad, si tan solo levantaras las persianas, me verías ahí, en la esquina de Guemes y Julian Álvarez, esperándote para hablar pestes y maravillas de nuestro reencuentro y de nosotras dos.


pestes y maravillas

de esta madre (Fanny) y esta hija (Jenny).

martes, 8 de septiembre de 2015

Conviértete

Niño: Los barrotes estará ahí para algo. Para cuando te arrimes al borde de tu cuna mientras tus papás se estén besando abajo de las sábanas en su habitación. ¿Cómo era mi cuna? Nadie sabe decirme. Lo único que me acuerdo es que nunca me caí. Por suerte. Nunca me hubiera perdonado sacar a mis papás del beso profundo.

Respetar el arrumaco ajeno. Dejar a mis papás tranquilos. El amor tiene un ruido tan específico, tan rítimico, tan inquietante. El amor tiene ese ruido y sin embargo, yo nunca me caí de la cuna.

Lloré de bebé por gasecitos que nunca largué, lloro de grande por peleas que no puedo evitar. Cuando no lloro, me froto con peluches destruidos, saco placer del osito sin nariz, ni ojitos. Hasta hoy no pude largar los gases, las peleas ni tampoco los peluches, que me acarician.

Muchos te cantan Hakuna Matata en plena tristeza sabiendo que la suricata no es león: nunca va a rugir optimismo. Hakuna...Matáte.

¿Qué tal petróleo, el nuevo shampoo, ¿lo probaste? Del petróleo dicen que es pegajoso y se te queda en las manos para siempre. Ahora, entre nos, es un buen nombre para shampoos y acondicionadores, ¿no? Petróleo, ja. Cuidado.

Crecí. Acá en Crecí, la gente se traga los gritos como si fueran golosinas del Free Shop, demasiado caras y sin gusto.

Tirarle de los pelos a tu hermana durante diez minutos porque te promete darte la computadora y nunca te la da, llevarle el mechón arrancado en un sobre como regalo de cumpleaños, años después. Como contrapartida, al recibir su mechón, tu hermana te da la computadora, también, años después.


¿Pedir perdón usando solo los ojos? Usando solamente los ojos los resultados son increíbles. Los ojos estarán ahí para algo. Para cuando no quieras usar otra cosa que ojos.

Los recuerdos son licor de cabeza agitada y un beso dura si el beso quiere.

Vivir de pie y no tener paciencia para calentar una silla es lo mismo. Las sillas calentitas son un misterio en mi familia. Acá ninguno de los nuestros se sentó. Estar parado es una ventaja: podrás huir más rápido.

Conviértete en detestable para que algunos empiecen a quererte. Conviértete en detective para justificar tu tiempo libre. Conviértete en computadora, en cuna, en mechón de pelo, en hermana mala y en hermana buena.

domingo, 28 de junio de 2015

Forever Recepcionista

un regalo con onda para mi jefa 
qué le puedo regalar a la persona
que me reta sin ser mi madre 
cuantas más órdenes me da 
menos me paga
¿una orden de compra?
¿un spa de lecciones de vida?
¿qué?
busco un regalo caro pero también barato
que le guste pero que también le enoje
que la alegre pero también que le de ganas de cambiarlo 
mosquitos de verano, moquitos de invierno
siempre vi tele, nunca vi nieve 
porque el frío no habrá sido suficiente,
vienen los que nunca aparecieron 
con vientres inflados 
de un día para el otro
con imperfectas albóndigas bebés,
los viernes nunca los vi venir pero vinieron 
con bares de mesitas afuera
en cama seca clases de natación erótica 
en cama vacía sexo con almohadas mulliditas
estafadores palabra favorita
de este pueblo pateado por impuestos
"es como si la jirafa tuviera que pagar multa 
por tener el cuello más largo que los demás"
eso dijo un día mi jefa para explicarme algo que no entendí
en una jornada de capacitación sin sentido sólo para mí
un regalo con toda la onda para mi jefa necesito
un gatito, una patada o mi puntualidad
besote palabra favorita
de los que de besos
no saben nada,
renuncio palabra favorita
de los que se quedan sentados 
por años en el mismo puesto
haciendo las cosas pasables o bien
pero perdiendo lo más preciado de su culo: la ranura.
feliz cumpleaños jefecita mía
sabe, por mis venas corre bronca de esclava
y corre el furioso signo pesos
quiero cobrar amor cada fin de mes 
quiero sueldo todos los días,
feliz cumpleaños con toda la onda,
¿me oye? desde la recepción
mi grito debe llegar a su despacho:
¡hay que llamar al técnico
porque mi computadora esta mañana no prende, 
y el conmutador telefónico no me deja marcar 
su interno 
de reina
abeja
que se queda con toda la miel!

domingo, 14 de junio de 2015

 
 
sentada en un sillón

comiendo un poco de flan

sentí que alguien me necesitaba y no me moví

en toda la tarde,

se lo oculté a todos

por si me echaban del sillón,

me sacaban de las manos el flan

y me mandaban a ayudar.
,

*

hermosa caricia de mi enemigo

preguntarme cómo estoy,

yo respondo

tres veces muy bien

y si es necesario

repitiría

muy bien

una vez más

hasta que le quede claro.



superdulce

aprovecho mi tristeza

para quererte

aprovecho mi silencio

para callarme

que te quiero.

sábado, 13 de junio de 2015

aunque la profundidad de las aguas

las decide siempre el nadador

hoy digo:

mi cama es un lago

y yo ya me ahogué,

ninguna elongación me convertirá en un cisne

y ningun brillo extra me convertirá

en estrella.
 
 
soy pura fortuna

venida del cielo

que vive en este colchón,

soy un flaco meteorito

que ya cayó

tan desapercibidito

que en ningun diario salió.

 

domingo, 26 de abril de 2015

¿ya fuiste vos a una guerra?
¿conocés lo que es?
una cosa es un frente de batalla
otra una frente arrugada 
¿cómo te cae pelear?
si no te anotaste para combatir
y te quedaste
es preciso soportar que te pregunten
¿qué tal la experiencia 
de escuchar cifras de muertos
mientras lees tu horoscopo semanal
del celular y sacás del horno la tarta
de queso, puerro y cebolla?
cebolla
se-va-ya la kiniesóloga
o la kinesióloga o como se diga
gracias por todo, Betty
practicaremos los movimientos 
que le enseñaste a mi abuelo
para su pronta recuperación
¿te hizo caso mi abuelo, Betty?
¿te dice cosas chanchas?
¿puede hacer todos los ejercicios?
¿jodido como paciente?
¿ya fuiste vos a una guerra?
le consulto en el ascensor
en el trayecto de bajarle a abrir.
Betty nunca responde a mis preguntas.
Mi abuelo se cayó solo en la calle 
y sin embargo me pregunta llorando
y agarrado al andador que usa para 
pasear dentro de su casa:
¿quién me empujó?
yo: nadie te empujó abuelo.
la edad se te metió en el cuerpo
y te embruja con caídas,
esta vez la caída fue fuerte.

cada tanto sueño
que dentro de la cadera de mi abuelo
hay un cine 
y mi abuela saca entrada
para ver algo.
un recuento de alaridos y maletines en esa urna común 
donde solo hay sol y la ayuda callejera es un pulpo amable. 
¡llamen a la ambulancia, hay un señor caído en Microcentro!
yo, como nieta, estaría dentro de la cadera de mi abuelo
para ver qué puedo hacer. 

martes, 24 de marzo de 2015

TE EXTRAÑÉ PERO NO TUVE GANAS DE CONVERTIRME EN UNA CHICA AFRICANA

Estoy a un párrafo de convertirme en novela.

Que me lean, que me recomienden,

Que me devoren, que no me quieran terminar.






Si alguna vez me devoraron

es porque me quisieron terminar.




Hay una reseña que habla pestes preciosas de mí.

Amo la crítica que me daña.


Como el palazo, que cuando es suave, no deja moretón.

 



Convertiré mi propia casa
en sede del que abarca todo, llora mucho, se enoja siempre y duerme poco.

Conozco pocas alternativas de calma

como llenar mi boca de golosinas extranjeras

"Para ver si se me pasa

la calentura que tengo".



¿Con quién estar enojado?

¿A quién pedirle un dulce

si la glucosa es la cosa

más prohibida de hoy?



Me marea el deseo, me desea el mar.

No soy quien para hablar del mar

si ya me ahogué en una estúpida repetición de olas.

Nadie tiene ganas de hacerle caso

a la banderita del peligro.

El frío no es más que nuestro merecimiento,

tengamos o no hogar,

Todos se ponen la capa de su propio tío porque el amor es la hipotermia de la que más se aprende, de temblar siempre se aprende.



Sonrisas y una pésima memoria

para recordar cómo sonreír.

Sonrisas y una pésima memoria

para recordar cómo seguir

siendo yo.



No soy un virus para que te alejes de mí,

Yo ya gasté mi cuerpo en estornudos,

Yo ya distribuí y entrevisté gérmenes,

Ya perdí la cuenta de mis fiebres,

¡Sí! Yo era, yo, ¡sí!

La que se agarraba dos neumonitis por año

para tenerte como doctor

Hasta que un día, sin consultarme, te asociaste

a Médicos sin Fronteras

para trabajar bien lejos.




Te extrañé

pero no tuve ganas de convertirme en una chica africana

y me quedé acá,

pensando no sólo que mi amor no me cuidará más

sino también que la idea de escapar

sólo a veces, gusta más

que cuidar al amor.



Estoy a un párrafo de convertirme en novela

y el párrafo dice así:

"Yo ya me ahogué en una estúpida repetición de olas, como lamentos. Una ola dice Mi amor trabaja lejos y no me cuida más, la otra ola dice lo mismo Mi amor trabaja lejos y no me cuida más. No me cuida más mi amor, porque trabaja lejos. Soy la cebolla que todavía no empezaste a cortar. La mesada de la cocina, mi conciencia. Un pasaje a Africa. Todo sucio está".

miércoles, 18 de febrero de 2015

Es bastante divertido escribr una carta para alguien que no la va a leer

No Te Va Gustar lo que voy a decir pero a veces uno pone anhelos, que no son nacidos de ahora, en el otro que recién conoce. Vos pusiste tus anhelos viejos en mí. Eso pasó. Y yo, no es que no anhele lo que vos anhelás, pero loco, para anhelar hay que anhelar de a dos. Es imposible vestir al otro con tu deseo como si el deseo fuera una ropa que se saca, que se pone, que se le pone chuavechito. Vos a esto lo llamaste "Apurar mi propia vida con vos". Ok, perfecto. Sí. Abono tu teoría del apuro. Te sentaste en tu balcón con un vaso de gaseosa hasta el tope y una caja de puchos a hablar de tener hijos, vivir juntos, todo, juntos y ya, bien ya. O ya o nada. "Equivoquémonos". Te sentaste en tu balcón delante mío a obsesionarte con la cronología de la misma puta vida porque pareciera ser que la vida termina rápido y hay que hacer todo a los pedos. Los anhelos a los pedos. "Equivoquémonos si hace falta". Me decías algo así. Ahora yo me pregunto: ¿Por qué carajo yo me querría equivocar con vos? No se me cantaba las pelotas equivocarme con vos. Mientras, vos con tu canto de cancha, con tu Pappo's style: "O ya o nada. O ya o nada, nena". Pero así están las cosas país: ya no estamos juntos.
Hoy, el que puso sus anhelos viejos en mí, en el día de su cumpleaños, me tildó de "dejada". ¿No será, insisto, que me decís "dejada" porque justamente me endilgaste tus anhelos a los veinte minutos de conocerme? A los veinte minutos de conocerme. Dejada, intuyo, es tu manera de decirme que tus anhelos en este momento de tu vida no son mis anhelos en este momento de mi vida. Sí con vos, pero no ahora. Tomo tu "dejada" como ciertas ganas tuyas de herirme un poco. Y está bien. Todos queremos herir al otro. Igual para que haya una dejada tiene que haber un dejador. Para que haya una Yoko Ono de rulos recostada y desnuda hecha un fetito amoroso tiene que haber un John Lennon, de traje y trabajador de Lun a Lun, que le preste su cama. Que la envuelva en sus sábanas y le de lugar en su vida. Parece que el John alimentó la supuesta dejadez de la Yoko. Entonces, a no hacerse los boludos, todos responsables. Qué se yo.
Hablando de dejada y de dejar, me pregunto ¿qué le puede haber dejado de bueno una chica de 27 a un tipo de 35? (Ni que la diferencia de edad fuera wow jaja) ¿Gritos en la casa, pelos en la cama? ¿Estas palabras? ¿La ensañanza de que ir rápido es ir trágico? Quizás todo eso y más. O quizás nada. Nada. Andá a saber. Y está bien no dejarle nada a alguien. Está bien triste. Ahora tengo ganas de borrar la pregunta reboluda que hice hace unas líneas atrás de: ¿Qué le puede haber dejado? Y porque esto no es y no fue una competencia de quién le dejó más a quién. Por eso la borro.
Va una oración larga: Feliz cumple al macho sabelotodo que tiene la verdad de todo y que se lo puede coger todo con tan sólo bajar la ventanilla de su auto y mirar para algún costado fijo fijo fijo con esos ojos..esos ojos que me dieron ganas de volver a ver y tener la primera vez que los vi y lo bueno es que los pude tener, aunque sea, por un tiempo.
Juntos por ahí nos faltó fumar un porro medio canchereando y ver el mar. Alguna cosa más también. Eso nomás. Yo también me puse a escribir. Un beso.

viernes, 13 de febrero de 2015

microrelato

Ensangrentado, hasta en su tono de voz, nos prometió:
 "En la próxima trompada al espejo tendré más cuidado".

sábado, 7 de febrero de 2015

Silencio, volumen, incial



yo no espero a que las cosas se mueran

yo me retiro antes de verlas morir


. . .

no hago vida de princesa

pero eso sí, a veces sin un peso meriendo en cafés caros

y me muero por los chocolatitos europeos Lindt.

. . .

yo no me pongo al día con nadie nunca

nada nuevo me pasó en este último

tiempo no tengo de sobra.

. . .

mi agenda cayó a la pileta

y ahora tengo los días mojados

¿estás planeando dejarme porque

recién el año que viene

se me van a secar?

cagón caradura,

no mentira, todo bien.

. . .

mientras más crezco

más me apuro en definir, perseguir y no alcanzar

objetivos, esos ladrones que se escapan por la avenida

y mientras más me apuro en definir, perseguir y no alcanzar

lo más fácil de copiarle a alguien -objetivos-

más entro en asma y desesperación.

. . .

la edad no es joda

la edad y la vida es corta

la edad y apurate

hacé todo ahora que después no vas a poder hacer mas nada

en fin, parece que la edad no es el color de pelo

o la fecha de vacaciones, no se puede cambiar.

baby take out your clothes

sacarse años, qué trastorno imposible

como si esto fuera un melancólico striptease

you can leave your hat on

pero malas noticias baby

you have to leave your years on too

cuántas demi moore existen

que se dejan el hat puesto

pero los años

no sólo se los dejan puestos sino que los dicen, los gritan,

bien por ellas.

esta parte de la poesía fue un tributo a Joe Cocker.

. . .

yo acumulo la trágica novedad

de haber dejado de ser una pendeja,

aunque alguno por ahí sostenga

y resostenga que sigo siendo una nena

el que lo resostuvo era un hombre de Villa Crespo que me amó

pero ya se fue a amar a otra...readulta seguro.


. . .

dar tus iniciales no es contar cómo te llamas

dar volumen no es decir algo

dar silencio no siempre es ser educado.

pero hay algo cierto:

el silencio es el volumen inicial

de toda conversación

que terminará muy pero muy mal,

a los besos o a las trompadas

que, bah, si sos chicato, de lejos es lo mismo.
 
 

domingo, 1 de febrero de 2015

Viva el silencio y las papas fritas con huevo frito encima, estúpidos!

Nos quisimos.
Nos tapamos del frío.
Nos destapamos cuando el calor nos lo pedía. 
Me destapaste cuando yo te lo pedía. Todo así.
Desnudos.
Vestidos.
Semivestidos.
Semidesnudos.
En siestas.
En fiestas.
Ahora no nos hablamos mas.
Somos ridículos 
O quizás es eso lo que hay que hacer.

Te tuve mio en tu cama.
Llore y desconfié de vos en tu cama.
Empece a confiar, también me reí, viví en tu cama.
No me quise levantar nunca mas de tu cama.
Ni de tu cuerpo.

Fui una Yoko Ono enroscada hecha un fetito al lado de John
Pero con cara de rusa, con rulos, vagancia y neumonitis.
Si, Hubo anécdota de neumonitis.
Siete días pensando en dos cosas terribles, la muerte y el amor.
De esta no voy a salir, pensaba.
Del amor y la muerte no voy a salir.
Una semana siendo cuidada por vos.
Que doctor no sos. Pero asumiste el rol de medicina.
Quien toma la fiebre con besos? Un novio. No un doctor.
Repito, quien toma la fiebre con besos?  Que lindo es enfermar así. 
Esa manera tan novio de bregar por mi salud y tranquilizar a mi familia.
Estar esta en buenas manos. Estar esta en excelentes brazos. 
Estar esta conmigo. 
Agradecí que El Novio aviso a todos por teléfono riendo que yo estaba viva. 
A mi también me aviso que yo estaba viva pero no lo escuchaba porque tosía.
También me dijo Te amo, hipocondríaca, pero tampoco lo escuchaba porque tosía.

Intensidad fue tu oferta.
Quererme a los veinte minutos de conocerme.
Tan ridículo 
Como hoy estar peleados y no hablarnos.
El silencio no se entiende. Salvo por su contexto.
Al carajo con los contextos. El silencio no se entiende.
Es demasiada escopeta para este pajarito.
El silencio hace tan mal como papas fritas con huevo frito a un sesenti hipertenso.
Un día el reloj de quererse se detiene. Puede detenerse.
Aun con cambio de agujas, con reanimación y service, alguien declara muerto al reloj.
Ya no sirve mas.
Muerto para siempre.
Muerto por tiempo indeterminado.
Existe muerto por tiempo indeterminado?

A mi no me revivan si no quiero.
A mi no me revivan si no quiero ser revivida.
A mi no me revisen.
Pero si me revisan, 
lo único que van a encontrar es un papelito con la receta 
de como se hace un huevo frito
y también van a encontrar que estoy triste,
Porque ahora no nos hablamos mas.
Somos ridículos 
O quizás es eso lo que hay que hacer,

No hablarse, no hablarse, no hablarse, no hablarse
hasta explotar
en privado, sin que el otro lo note,
obvio.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

primero de enero

vos y yo no nos vamos a dar el beso en la boca del primero de enero. no poder dormir es un regalo de la naturaleza.  ella sabra lo que hace y lo que regala. no poder dormir es lo que te queda depsues de un dia movidito, de una discusion, el insmonio parece ser una venganza de alguien pero en el fondo es lo que uno se merece por tanta mala sangre, que es eso de tener todo apagado incluso los ojos y la cabeza es lo unico que no, que es eso de ojala no te duermas nunca, o al reves, ojala tengas suenio todo el tiempo, desear cualquiera de los dos panoramas es terrible, hay tantos regalos de la naturaleza que no abri todavia, yo todavia soy una persona con oscuras lucecitas, es cierto que tampoco soy virgen de insolencias. en la misma visita hoy un vecino con martillo y clavo me colgo un cuadro barato y al irse me confeso que cada tanto escuchaba mis gritos que si estaba bien, que con quien discutio cuando discuto. le respondi yo soy como un perro asustado. la pirotecnia me pone asi. mi vecino dijo me gustaria saber a que llamas vos pirotecnia cuando no te estas refiriendo a la pirotecnia en si. en fin, si nadie esta listo para despetardarse esta noche, yo no voy a estar lista para dejar de ladrar. en 2015 yo no quiero ladrar mas porque ladrar es una puta falta de respeto, mas cuando perro no sos. soy solamente una chica sensible con lengua filosa. decia, dos cosas pasan el primero de enero no habra beso en la boca ni lo que ver en la tv.

sábado, 6 de diciembre de 2014

de si festejo o no festejo

1)

ok, voy a festejar.

2)

abrir la boca ante una noticia
dejar escapar la mayor mosca intestinal
de toda tu historia clinica.
que rara costumbre.
ante una noticia que sorprende
no deberia haber costumbres
deberia haber silencio.
festejar en si mismo es una noticia,
perdon
que yo festeje es una noticia
una salida de paginas policiales
porque mate varios prejuicios
para decidirme organizadora 
de un festejo. 

3) 

sabado, si, sabado mejor
porque los viernes estan todos cansados 
del trabajo y de toda la semana,
sale mail.

4)

una charla de cocina de una amiga de una amiga
con un amigo de un amigo
o un intento de seduccion cerca de los cubiertos
en medio de mi festejo
escuchada por mi
mientras arrastraba una bolsa de hielo.

- asi que tus incendios siempre son de fuego?
- si (risas) de que van a ser sino?
- nena, (con voz de Sandro) los mios de fuego no son.
- ah, mira, y de que son?
- no te puedo decir. que te sirvo?
- nada, no tomo.
- (con voz de Sandro) te gusta Sandro?
- se murio.
- y?
- que se murio.
- conoces a la que organiza la fiesta?
- no, se murio.
- (risas de los dos)

yo, la dada por muerta 
con bolsa de hielo
no vi si se besaron
porque al living atestado avance.

5)

si hay fortuna inutil 
esa es la mia
una galletita de agua
humeda, que se rompe.
dejar todo un echastre
lleno de miguitas,
esa es la mia 
la historia de mi vida.

la historia de mi vida es no entender de limpieza 
pero charlar horas con la que limpia,
de tartas, de hijos menos de lavandina.

6) 

cual es el sentido de
abandonar el living
lleno de amiguitos dormidos
para lavar sus vasos usados?
cuando comienza
la crueldad de cerrar todo
puertas, gestos, buzones
y tambien mi habitacion?

si el cenicero rebalsa es hora de echar gente
que dificil es avisar que la fiesta termino
que insolente se vuelven los invitados con el anfitrion,
a la musica no se la baja, 
se la obvia y se grita arriba
no sabes a cuantos escuche decir 
es otro el que hizo humo yo ni fumo

les hable la chica gigante del cartel de lenceria
o la policia,
rebeldes, ingratos,
asi son los borrachos.
yo no soy patotera, soy la duenia de la casa
creeme hay una diferencia,
hace seis horas quise agasajar
seis horas mas tarde 
este campamento de cuerpos bolsas de papa
me volvio violenta.

7)

si anoche matarme fue un pedido ebrio de ebrios gracias por negarte
sigo regando las plantas para confirmar que puedo con algo.

YO CON DOS MACETAS PUEDO ARMARME UN BOSQUE EN MI BALCON
YO SONRIENDO PUEDO SER LA MAS BELLA EL DIA DE MI MENSTRUACION.
YO CON UNA HORA DE DESCANSO PUEDO CAMINAR DE MI CASA A LA ESTACION.

el puedo es de esas fragancias que huelen bien.

8)

a vos lo que no te mata te hace mas fuerte.
(con voz de Sandro) a mi lo que no me marchita me hace mas pino de limon.

el puedo, mas que una fragancia, es un pais y alli vamos.

domingo, 24 de agosto de 2014

Ahora existen novelas con títulos largos como: "Siempre busqué electrocutarme con las lucecitas de navidad y tener más visitas que una canción de los ochenta en Youtube"

sábado, 16 de agosto de 2014

tu horno



cada vez que enumero síntomas
el doctor se tapa sus oídos y 
tapa los míos también.

la no escucha es un síntoma en sí mismo.
te entra por un ó 
y te sale por el ó.
****

incesante búsqueda de un torso que tiemble
para darle a este sweater un poco de piel 
para poner en marcha su oscuro plan de desabrigar.

el plan es desabrigar. 
****
además del torso que no llega busco 
un hombre para esta cima,
un nombre para este clima,
ni frío ni manga corta ni caliente ni manga larga.

si no escalo una montaña
estoy viva igual,
considérenme
aunque no haga deporte.
****
suena el teléfono atiendo y te digo desesperada sin dejarte hablar
en mi horno las empanadas tardan en cocinarse
todo sería mejor si pasamos mi comida a tu horno que es más nuevo. ¿no te parece?

a esta altura,
mi única hazaña es pedir lo que muy pocos piden:
irnos de la mano a tu horno,
besándonos,
yo sosteniendo una bandeja llena de empanadas crudas
tapadas con un repasador a cuadritos.
****

yo no sería yo 
si te dejara hablar.


lunes, 2 de junio de 2014

Yo no paro

nosotros nunca podemos resolver nada
porque cualquier solución se agacha
ante el problema,
los demás creen que yo no beso
porque yo no cuento que beso,
si se limpiaron el beso que diste
no importa,
apreciar el cariño
no es cosa de todos,
no me preocupo cuando el plan de ellos
no me incluye,
yo acumulo una riqueza abstracta
llamada ocupaciones,
hago de todo, hago mucho, hago tanto,
vuelvo cansada, ceno a la una de la madrugada,
escucho la ducha
para entender 
que no es momento de bañarme,
miro el reloj de otros
para enterarme cuáles son mis horarios,
soy el agua de la ducha que sigue prendida
yo no paro, yo sigo, yo corro,
las pestañas caen en la agenda
allí donde anoto
cambio ascensor por escalera,
allí donde con pena aseguro
no te enojes pero no tengo un putito hueco para verte,
allí donde convenzo a algunas fechas
de que por muchos años no voy a tener
un otoño libre para cocinarte
una comida caliente, 
soy el agua de la ducha que sigue prendida,
yo no paro, yo corro, yo sigo,
me comentaron que el apuro es un estilo
y que no es conveniente bañarme.

jueves, 29 de mayo de 2014

Quererse dura poco: es un microrrelato

Los rulos más  maravillosos que ví en mi vida
los tengo yo,
cuidado,
quererse dura poco.