lunes, 14 de agosto de 2017

Vitamina D

Tengo un libro en la mano 
y el ceño fruncido. Este es mi
Comportamiento de lectura al aire libre.
Voy a ser asesinada en una plaza. 
Lo presiento. 
(A veces tengo otros presentimientos más positivos)
No sé en qué plaza. 
Eso sería exceso de clarividencia. 
Una plaza, no sé, con poco verde
Un sol horriblemente radiante 
Y mucho olor a caca. 

Estacionado en un banco,
como yo,
Un hombre con su perrito 
Sacará un revolver 

Cuidadoso, como si fuera un sandwich,
De un envoltorio de periódico, lo sacará.
Apuntará a mi bufanda roja. 
Nena, ¿quién te ha tejido esa mierda del cuello? 
(Siempre pensé que los abuelitos eran seres cándidos,

buenitos cuando le hablan a una que podría ser su nieta.)
Yo me la compré.
Yo no sé tejer. 
¿Necesita proteger su cuello, señor? 
Dígame y se la doy. 
No quiero tu bufanda nena.
Quiero darte en el blanco, quedate quieta.
Yo diré no, no, no, no, no.
No, no, no, no lo haga. 
Me taparé la cara, 
Como si tapándome la cara
Pudiese evitar que una bala de viejo loco me alcance 

y me destruya por completo.
¿A quien le hago acordar
que me quiere matar?
Yo me debo parecer a alguien 
Que usted cree merece morir,

pero yo no merezco morir,
le puedo leer uno de los poemas
que estoy leyendo.
Nena, ¿usted quiere saber 
a quién me hace acordar?
Ese dato me lo guardo. 
Y pum, pum, pumpum. 
Mi sien y mi libro de poemas 
Quedarán agujereados. 
Huirán todos ante un cuerpo derramado. 
Huirán todos 
De la plaza con poco verde
Mucho olor a caca 
Y un sol horriblemente radiante. 

Huirá la horda
contemplativa de
cagoncitos y curiosos.
La dejaran vacía. 
Dejar una plaza vacía es otro asesinato. 
Quisiera explicarle 
Señor del perrit
Yo solo vine aquí por 
mis quince minutos diarios de vitamina D
Y usted me ha quitado 
La vitamina más importante

que intento absorver: la vida.
Esto ha sido tan sólo un
Presentimiento,

exagerado,
dramático,
De esos que me permiten 
Escribir cosas como estas. 

sábado, 12 de agosto de 2017

Visita puerca al Palacio

Un
Día 
Fuimos 
Al
Palacio 
De la papa frita 
Pero no al restaurant de Tribunales 
Fuimos a un Palacio de verdad. 
No podemos decir dónde queda 
Porque sino irían todos 
Como no toda la población 
puede ir al cumpleaños de 11 de los mellizos
de un primer mandatorio 
Nadie querría faltar el festejo 
Pero la dirección es para unos pocos.
Guardaremos la dirección en nuestra bandeja de mail y en nuestro corazón. 
Disculpas.
Al entrar al palacio había una alfombra de aceite 
Extensa y resbaladiza
Una papa frita 
regordeta 
Asomó 
Crocantona
Húmeda 
En bata
Nos recibió 
Nos dio la mano a cada uno 
Nos preguntó nuestros nombres 
Y nos hizo hablar. 
Sí,
Nos hizo hablar. 
Indagó nuestra experiencia 
desde la infancia hasta ahora 
con la papa frita
Con el mundo calórico adictivo de la papa frita 
Todo esto 
Mientras un colaborador 
papa frita nos filmaba.

"Señora, nosotros vinimos con intención de realizar un documental sobre usted
 pero usted nos ganó de mano, quiere y está efectivamente haciendo en este preciso momento un documental sobre nosotros y no pasaron ni 2 minutos 
de nuestra entrada a su casa.-"

""Soy rápida de reflejos".- admitió la papa frita cineasta .- Tenía todo listo"

El rodaje comenzó, nos engancharon unos micrófonos y no tuvimos más remedio 
que hablar,
alguno que otro se emocionó durante su relato. 
El vínculo con la papa frita en algunos casos puede ser muy íntimo y personal, trae recuerdos y dolores y 
Dolores de panza 
O alegrías sólo alegrías de panza, 
Luego de escucharnos, la dueña de casa por fin se presentó.
Regina se llamaba. 
"No tengo nada que ver con las Rejilla, los conozco pero no tengo nada que ver."

Después Regina, Papa Regina nos regaló un grasoso 

abrazo en agradecimiento por nuestros testimonios para su documental 
Y el colaborador papa frita cámara en mano y ella comenzaron a caminar.
Debíamos seguirla
El rodaje se convirtió en nuestra cárcel
Un paseo por las instalaciones 
Mientras ella nos mostraba 
El jacuzzi
Un jacuzzi solo para papas fritas 
Desde atrás 
Quisimos morderla 
Morderla.
No aguantábamos más 
No habíamos desayunado 
Le felicitamos el jacuzzi 
Nos filmaron la felicitación 
Desde atrás 
Quisimos morderla
Morderla.
Le felicitamos el buen gusto 
Le mencionamos admirados 
el orden 
Y la belleza aromática de la fritanga
que impregnaba todo el ambiente.
Quisimos morderla 
Desde atrás 
No nos animamos 
Nos fuimos, 
nos escapamos del Palacio 
Con la saliva del impulso a punto.

Caímos en la cuenta de que la papa frita no solo Regina, nuestra anfitriona, 

sino la especie toda siempre ha vivido muy bien
y es sabrosa aún en las peores sartenes, manos y coyunturas. 
Si hay crisis, es rica igual. 
Siempre.
Hoy 
y en cualquier otro momento de la historia 
Papa frita
Un alimento 
que desquicia, 
enloquece, 
Renconforta, 
desborda medicina,
Cura insomnios,
Sacia,
Y por supuesto Socia. 

Nuestro documental hubiera empezado:

"Las papas fritas son una comunidad numerosa alrededor del mundo tan numerosa que no tiene peligro de extinción pero si tienen infinidad de pedidos de captura, papas fritas hay de sobra, estuvimos en la casa de papa Regina y..."

"A las PF hay que respetarlas primero para comerlas después. 

El respeto funciona así. 
Hay respeto en un acotado principio 
y después llega 
todo lo opuesto al respeto.
Respetar para luego dejar de hacerlo 
Eso se llama engaño."


Regina 

Regordeta 
Crocantona
Húmeda 
Cineasta
Rápida de reflejos
cuya relación con las Rejilla sospechamos es mala, 
estrenará un documental sobre nosotros, los amantes de la papa en su frita forma. 
Papas fritas hay de sobra!
Que importa el puré!
Visitas puercas a mi Palacio.
Posibles títulos. 
No tiene nuestros mails para avisarnos nada acerca del estreno. 
Pero nosotros algo de ella sí tenemos: su dirección.
Volveremos,
Como vuelve 
Insistente 
un amante 
Con la saliva del impulso a punto. 
Volveremos, 
Lo único que queremos es morder la papa frita.
Adentro de su Palacio o fuera de él.

martes, 8 de agosto de 2017

Como el tren más rápido de Europa.

Tiembla la hoja
De la que leo
No quiero temblar
Por favor no quiero temblar
Pero todo lo que no quiero 
sucede de todas maneras
Como este temblar 
Frente a un público 
que no conozco 
ni me conoce
Leo
Nadie presta atención 
A mis palabras
Todos ponen su mirada 
En la hoja 
Que me tiembla 
Todos son magos 
Que con sus ojos
dirigen mi temblor
Lo profundizan 
Nadie presta atención 
A mi lectura 
Yo leo 
Yo leo 
No se me entiende 
No se lo que estoy leyendo 
Pues a veces te dan un papel
Y una autoridad te dice lee
Fuerte claro, lee
Acordarse de prender el micrófono 
Acomodar el pie de micrófono
Carraspear 
O o o hola si
O o o hola o o o  hola 
Hablar fuerte y claro 
Leer sin saltearse ningún renglón 
O saltearse algunos 
Total 
Este auditorio 
es venenoso
no, venenoso no, me extralimité.
Este auditorio
es amante de mis nervios
No le interesa 
Mas que mi mano haciendo 
Volar la hoja que me han dado
Leo y decido hacerlo 
como el tren más rápido de Europa
Con esa velocidad desconocida
que aplico furiosamente 
Llego a la ultima palabra 
Suspiro. Termine.
Pronuncié todo.
Apago el micrófono.
Bajo del escenario. 
Doblo el papel
Lo meto en mi bolsillo
Puedo irme a casa.

Sin embargo estoy condenada 
lo siento en lo más profundo:
Mi hoja va seguir temblando
Aun años después 
de haber terminado de leer. 


lunes, 7 de agosto de 2017


disfruto sobreponerme a los gritos.
estas ciudades están hechas 
para perdonarse a los gritos,
para perderse a los gritos.
sabio es el que en esta ciudad grita 
y corre en dirección contraria 
al grito que dejó.
estas ciudades 
están hechas 
de músculos de pantalla,
de chifladas publicidades,
de todos nosotros que no nos lavamos las manos cuando hacemos pis.
Morirás al ritmo diarreico de un yogur caliente,
caliente y carísimo
bien de creyente.
tu destino se te planta y no se inmuta.
esto te pasará, esto te pasará, esto te pasará.
y cada tragedia es una lección
que te devolverá a las calles 
con un vital juguito de naranja en cartón entre manos, 
como una tierna venganza.
disfruto sobreponerme a mi vida
con un buen trozo de chocolate
ni muy derretido ni muy frío
¡que lo dulce no me rompa los dientes!
regalado por mí en vísperas de saldo negativo.
mis millones duran segundos por eso nadie 
se atreve a llamarme millonaria,
soy rica en respiraciones completas
que no me sirven para una mierda
tiendo más a la pobreza 
y con delicadeza yo proclamo:
no me puedo relajar.
cuando me pregunten
de qué estoy hecha
muda me voy a quedar
hecha bolsa, hecha bosta, hecha pija, hecha percha, 
variadas maneras
de hablar del cansancio 
cuando es físico y mental.
hoy tengo seis manzanas
que forman un kilo
juro que cuando esté libre las voy a pelar a todas
prender el horno y agasajarte con un fucking crumble
pero ahora estoy con mil cosas perdón no puedo
como todo en esta vida sé que si no activo 
mañana puede pudrirse el kilo
como todo en esta vida:
la pasión del moho hará estragos
mi fortuna frutal.

martes, 29 de marzo de 2016

COMO ES POSIBLE EXTRAÑARTE TANTO 
SI NI SIQUIERA RECUERDO HABERTE QUERIDO ALGO

sábado, 26 de marzo de 2016

beso pimentón, guiño perejil


lo poco creíble de este origen, 
lo encerrada que me siento en este río, 
pataleando, naipes y camalotes, mojadas opiniones,
mayas enterizas para carnes explotadas pero tímidas, 
desmayos enteros bajo este look sexy y pordiosero
adentro del agua, ahogándome un poco para vos,
mostrándote que puedo nadar 
no muy bien, no muy lejos,
pero que puedo, puedo, puedo
hacerle frente a este chupón de río
que me tira para abajo, que me tira.

lo imperceptible de esta invitación 
se constata en que estoy yo sola comiendo y bebiendo,
en un salón inmenso vestida para hacerle 
luces, poses  y caso 
a un joven húmedo estudiante de fotografía
que limpia su cámara con soplidos que me calientan,
de souvenir un beso pimentón, un guiño perejil, 
una lengua mesa dulce y un comino 
lleno de piedras que no condimenta 
ni conduce a ningún lugar.

yo ajo de todo para quererte pero no te das cuenta todo lo que ajo,
para tener este fortísimo aliento a cansada 
de no recibir lo mismo que hace tiempo te fue dado.

tanto en el relato como en el retrato
a ella le duele la cabeza
a él le duele la muela
y es un poco triste que
en el compartir siempre algo duele
en el compartir lo que duele es compartir
los humanos somos así 
unos reverendos raros
en la cama está servida la picada 
salame, queso y aceituna
todo bien chiquitito 
no dispongo de escarbadientes
irás con la mano, iremos con la mano, iremos,
para saborear la difícil fruta destinada a contarnos
si tenemos futuro también llamado aguante
o si esto se termina hoy
amarse es un devorar cochino de corazones
una inversión maldita de tiempo,
una picada abundante que termina pronto,
para que después, quién sabe, venga lo mejor.

lunes, 8 de febrero de 2016


"¿conocés a alguien de acá vos?" me preguntaron eso. me di vuelta. sí. era para mí la pregunta. es una pregunta extraña. no importa quién la hizo. bueno sí, siempre importa quién hace preguntas de mierda. una boluda. una boluda que cada vez que me la cruzo - es una vez muy cada tanto, cada meses - le veo un grano brillante en su frente brillante que no se le quiere ir ni con el tiempo ni con tratamientos. ni teniendo buena onda se le va a ir tanto cebo de la cara. la boluda del grano inquilino quería así tal cual como la escuché saber si yo conocía a alguien de ahí, si yo estaba ahí por alguien, si alguien me había invitado a este evento. quizás ella padece una cosa que se llama el grano preguntón, quizás es el grano el que la obliga a preguntar a ella y ella se niega pero el grano la obliga porque está ahí, participando activamente de su frente y cuando ese grano desaparezca, es decir cuando el tiempo o algun tratamiento efectivo le dejen la piel limpia de surcos y pus, ella no va a hacer más preguntas a nadie. y si yo vine acá por invitación de mi propia y gigante curiosidad y no invitada por nadie, ¿cuál es la diferencia? ¿es correcto que haya venido? ¿vine legal, vine con derecho? ¿hice mal en venir si solamente vine de pura curiosa? ¿si no conozco a nadie? no conozco a tu amigo, no conozco a nadie de acá, me interesó, estaba al pedo en casa y vine a este evento de literatura. "para saber te pregunto". hay gente que pregunta para todo menos para saber es obvio sino para molestarte un poco. qué desparpajo. me molesta ese desparpajo de algunos. igual yo soy así. soy muy de averiguar también. es muy hiriente averiguar, querer saber. soy muy de calzarme mi furiosa voluntad detectivesca y sacarle información que no me sirve a la gente. información que no me sirve, información que me chupa un huevo pero información que busco tener de algún modo. para qué meterme en mis asuntos si me puedo meter en los asuntos, los terrenos baldíos y las razones de otros. así funcionamos. los reyes de la data, los metidos, unos capos. 

domingo, 24 de enero de 2016

yo le copio
al durazno
la manía de
ser delicioso
solamente por un rato
para pudrirse al instante
entonces ser deliciosa
es una de mis tantas manías
de corta duración,


lunes, 4 de enero de 2016

12 meses

una pavadita te quería contar pero si no tenés tiempo la pavadita te la llevo al oído otro día, yo soy lenta para leer, tardo mucho, espío las páginas que me faltan para terminar, las cuento, averiguo algo del final como quien averigua con falso desinterés los años que le restan por vivir mientras revuelco mis yemas en el principio y miento concentración. 

al principio yo era amarga con mis padres,y amiga de tener los dientes sucios y usar mi uniforme de colegio hasta los fines de semana después crecí y me hice preguntas como: ¿quién desea mi ternura?  ¿quién me enseña de productos de limpieza? ¿me voy a casar con una persona o con una mesa y su mantel? ¿a tal edad qué cosa? ¿cuál será el truco para competir y que no se note?

antes no entendía nada de lo que leía y ahora sí, ahora un poco más: entiendo el pronóstico, el horóscopo, tus ojos, algún que otro capítulo de novelas que me prestan, la alarma que me despierta para ir a trabajar, entiendo mi recibo de sueldo cuando leo mi fortuna es mojar los pies no importa en qué agua, el agua que te toque en suerte, mientras sea cristalina, los peces se pueden inventar tan sólo aseverando decidido "¡ahí hay peces!", usar el mar como fondo ensordecedor, como música participante de un amor a pie, de un pibe mensajero sin bicicleta que se cansa y suspira como se cansan y suspiran las vacas cuando son ordeñadas por manos que no entienden de tetas de vaca. 

la playa dejó de ser un lugar para convertirse en un momento del año y un momento del año puede ser este beso que te voy a dar ahora bajo este espeluznante humo de fábrica que en unos pocos minutos nos va a deformar el cerebro universitario y sus fotocopias, hay un momento del año en que el daño del brindis parece irreversible pero al final de diciembre no era tan así, hay un momento del año en que el año parece una penitencia inmerecida o un homicida que pesa 12 obesos meses, hasta que ves al final del camino un arbolito iluminado en un rincón, en la cocina rodajas de peceto frío y mayonesa, familiares apretados manchando con sidra el sillón, ¡a la parrilla el trabajo y la universidad! ¡sumar, restar, la antesala para dividir! ¡abandonar siempre es una opción! ¡abandonar, sí! ¡descansar, también! ¡puta navidad, puta vacación, qué bonito asesino el sol!  

¿tu dirección exacta sigue siendo exacta?  ¿dónde vivís exactamente? cuando te pregunte esto, no me contestes, es una trampa, contestar a cualquier cosa es una trampa, contestar es, de todas las trampas, la peor.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Lo mejor

se demoran en el trámite más famoso, el beso final.
¿cómo te besé el día que te dejé de besar?
tendrán su apetito pisoteado por unos días,
saldrán ojerosos en las fotos,
la paz no se promete ni siquiera el silencio se promete,
paz y silencio es lo más delicado del ser humano,
cancelarán el acto más noble y agotador, madrugar,
se pedirán unos días en el trabajo,
el certificado médico no hablará de duelo pero dirá algo así como:
"amar me sacó fuerzas", "regreso pronto", 
"renacer quiero" "dormir todo lo puede, jefe",
desactivan las alarmas, ahora se van a despertar 
cuando el cuerpo les dicte despertar,
en la esquina del fin y las seis líneas de colectivos, 
con ojos llorosos se recomiendan destinos turísticos,
empresas de larga distancia y el viento que llega de tal o cual ventanilla.
se desean lo mejor y salen corriendo para lados opuestos
con la velocidad de quien quiere y está decidido a ser atropellado.
tardan un día entero en terminar un té, eructan agua, no se sienten bien.
(es que volvieron a andar solos por la vida de nuevo)
la paciencia es una hierba, como la manzanilla.
el té de paciencia existe 
y nos vamos a tomar todo el tiempo del mundo para terminarlo,
como los que se toman todo el tiempo del mundo para terminar
en la esquina del fin y las seís líneas de colectivos
una relación que no sólo ya no hierve más 
sino que perdió el vapor curagripe del principio. 

nadie sabe qué es "lo mejor" pero es lo que todos se desean
cuando hay que desearse algo.
algunos reemplazan lo mejor por cosas buenas,
te deseo lo mejor
te deseo cosas buenas
¿y si pruebo con
te deseo que amar te saque fuerzas?

viernes, 9 de octubre de 2015

mi letra se entendía a la perfección hasta que escribí que te quería lejos, se entendía todo menos que te quería lejos, entonces te dejaron cerca.
si cambia el clima, cambian las vidrieras, los maniquíes se sacan la campera de jean y muestran los hombros, lucen sus cambios, sus ojos blancos, su rígida primavera.
sos un rebelde, sos un problema, sos un contrera, sos un podrido,querés cosas que nadie quiere, te estacionás en ideas que nadie tiene, los días fríos elegís las mesitas de afuera para sentarte, la calefacción no te gusta, se la cedés a los viejos como si fueran asientos.
"en los bares yo me siento afuera, y si no hay mesa afuera, mozo, ármela, afuera en la vereda, yo lo espero, ármela, soy rebelde y un problema, ármela."
mis platos los lava mi opinión formada sobre la vagancia. un día se me va a deformar este hartazgo que tengo hasta convertirse en algo que no es hartazgo. 
paradero es la palabra que busco, la manualidad de ir a pie a todos lados, la mocosa fatalidad de encontrar la gripe en la ronda con amigos que estornudan angustias y mandatos, la memoria que falla al intentar recordar quién estuvo y quién faltó, qué canción se cantó y cuál no, quién se quedó dormido primero.
soy el único servicio impago que te reclama la dueña, soy el único, el único ser vivo al que le pagan por verlo más vivo de lo que está. 
en la mesita que te armaron afuera me dijiste: "en la mayoría de las escuelas, los patios son inmensos, para no cruzarte con tu enemigo".

miércoles, 7 de octubre de 2015


el tamaño de la letra sí es importante, depende a quién le escribas, de todos modos, el que no ve de cerca tampoco ve de lejos, que no te mientan, los ciegos están en constante expansión, son hermosos en su caminata a destiempo, pidiendo el "permisdón" el permiso más el perdón, son hermosos pero cuando piden plata en vasito de plástico les tengo un miedo y los esquivo como abejorros, el natatorio hoy está cerrado por una gala elegante sport de desinfección, un piojito en la bikini que va a quedar por siempre, unas ojotas plateadas con plataforma manchadas con caca, una bata blanca de toalla con olor a mandarina, la revisación médica de separar los dedos de los pies para descubrir hongos tamaño baño es la obra de teatro a la que todos reservan su lugar pero nadie va,  tu destinatario está agachado, en esa búsqueda obstinada de ese trébol en el jardín de los retos, retos para no decir cerezos, jardín de cerezos era de otro autor, expendedora de la fé soy, dónde hay signos de fé en mi desayuno, mi café no es negro ni es dios, es una pequeña novedad en la mañana, un arenero limpio en donde juego un rato antes de irme a trabajar, tenga la edad que tenga, una noticia le rompió la manijita a la taza y mi tazastá así, sin manijita, tu destinatario está agachado, reptando, en el jardín de los retos, esperando a que le toques el hombro y le digas ¡éste es tu trébol, trébol viste loco buscando, acá está campeón!  si tu mano está bien roja al borde de sangrar es que no sabés tocar el bongó, lo tuyo es sólo lavarte los dientes para hablarles mentas a los frutillas que tenés de amigos, la percusión es para lo que ya golpearon demasiadas puertas y les abrieron sólo unos pocos centímetros, y con los centímetros pudieron aprender a ver el mundo, si a cada pregunta que te hago vos no me la vas a saber contestar, este interrogatorio termina acá, el que no corta, no sana, el que no confiesa no va en cana, el que no llora, no mama, y como dije al principio, el que no ve de cerca tampoco ve de lejos, que no te mientan, antes que usar anteojos, mejor nada. 

lunes, 14 de septiembre de 2015

CUENTO: "Carajo, ganamos"

Escuché muchos casos de bebitos que tienen accidentes adentro de sus casas por culpa de sus papás, fracturas de brazos por caídas, quemaduras por agua hirviendo y a raíz de esto, días y días en un sanatorio. O también accidentes fuera de casa: bebitos encerrados y faltos de aire en un auto mientras sus papás se van a jugar al casino o se van a bailar a un boliche porque hace mucho no tienen una noche para ellos. Es gracioso lo de "una noche para ellos", como si las demás noches fueran destinadas vaya a uno a saber en qué cosas. Como si los demás días, no hay "noche para ellos" y hay que buscar esa noche como sea. Ser negligente es hundir lo más preciado en el caos. La negligencia se opone al cuidado excesivo de lo que amamos y es un fenómeno del comportamiento humano que suele recibir repudio, muestras de indignación y en algunos casos, linchamiento. Pero a veces, solo a veces, en medio de la más violenta negligencia suceden milagros y lo que parecía hundirse en el caos no se hunde en nada y la negligencia termina trayendo felicidad. Yo soy el bebito del casino, yo salí en los diarios hace 26 años pero todo salió bien, de verdad, todo salió bien porque en vez de morirme adentro del auto, porque en vez de enojarme adentro del auto, el bebito no se murió, ni se enojó, no se ahogó, sino que entendió y esperó a sus papás a que terminaran de apostar y volver a apostar y volver a apostar y patear y pegarle con pasional tara a las máquinitas para ganarse unos mangos, un porvenir. Este bebé respetó "su noche para ellos" y no hizo escándalo. Yo soy el bebito del casino que por unas horas no respiró y no le pasó nada. Al tiempo, veo a mi papá al volante, mamá en el asiento del acompañante, los dándose golpecitos en las rodillas, los dos riéndose, no pudiendo creerlo, ¡Carajo, ganamos! yo atrás con un bolso grande lleno de billetes, que antes no estaba, me saqué el chupete, papá arrancó el auto, y mamá, mamá bajó las ventanillas por fin. El auto se movía, el auto también se reía y la risa del auto con las ventanillas bajas traía viento. Yo, ya sin el chupete, que tiré abajó de un asiento, chupé de ese viento que me volaba los pelitos y aplaudí, torpe como aplauden los bebés que recién se conocen sus propias manos y dije dos palabras: "Plata!!", "Aire!!". O quizás no dije nada y solamente aplaudí. Y ,ante el giro brusco del auto, caí a un costado y me hundí en el bolso acolchado como una cuna, como un hermano mayor y panzón. Ser negligente trae en poquitísimos casos, como este, buenas cosas. Dicen que el departamento donde vivo es el primer departamento comprado por un bebé. Mis papás dicen en broma que casi me hacen firmar la escritura a mí. En fin, mi departamento lo conseguimos porque yo, yo me aguanté la respiración un buen rato adentro del Wolskwagen. ¡Carajo, ganamos!

Cuando terminé de contar esto en el cumple de Tatiana tipo cuatro y media de la mañana, todos me miraron en silencio con sus vasos de cerveza en la mano. A nadie le causó gracia. A nadie. Una embarazada se levantó con su vaso de jugo de manzana y puso una cumbia en la computadora de un Dj desaparecido. Una cumbia de las nuevas, que tienen toques electrónicos. Apagaron las luces y volvió la tanda de temas para bailar. Yo me fui al baño. Quería ponerme agua en la nuca porque sentía que me había bajado la presión. Quería irme. Mi anécdota, que yo la concebía dentro del género comedia, pasaba inmediatamente con esas reacciones y algunos ojos llorosos, al género drama.

Hacía pis en el aire, para no apoyarme en el inodoro, el chorro de pis era sonoro pero no pudo tapar lo que Tatiana me decía del otro lado de la puerta:

- Che, bebita del casino. Tus viejos hicieron cualquiera. Se portaron como el orto. Y vos no te moriste de pedo.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Pestes y maravillas




Cada vez que una madre que no es la mía me invita a tomar asiento en su living que no es el mío y me habla maravillas de una hija, que es su hija, que no soy yo, me da ganas de llorar, me da ternura, todo junto, pero yo muy amorosa escucho y asiento, no doy señales ni gestos que dejen entrever tristeza porque escuchar y asentir te da la posibilidad de pensar adentro cosas, de estar triste sin que se note. Pienso en que mi vieja es una forra porque no hace eso. Ella no sienta a una desconocida en su living y le habla de mí, así, a la desconocida, tan atravesada por el amor y el orgullo, como ahora una señora dueña de un perrito y un gatito me habla fanatizada a mí de su hija y me pide por favor que le acepte un té aunque sean las once de la noche y yo no haya cenado.

Contextualizo: mi compañera de doblaje quedó en prestarme un celular viejo porque el mío lo puse en el lavarropas con algunas sábanas sucias y no me prendió nunca más. Luli me dijo, yo no voy a estar, mi mamá se llama Teresa, ella va a estar en casa, ya está avisada y te va a dar el celular, pedíselo a ella, yo voy a estar en una radio promocionando con unos amigos una obra.
Toqué el timbre y Teresa me hizo subir.

Estoy escuchando a una verdadera fanática de su hija. yo escucho y asiento. y digo, sí, sí, sí, es verdad señora, su hija es divina y usted la quiere mucho. alimento la fascinación de esta señora. se vuelve más loca con lo que digo, dice la quiero mucho, es verdad. mi marido, yo, hasta la empleada, estamos al servicio de lo que ella quiere, le damos todo, la apoyamos en todo, y tiene talento, sí que tiene talento, es nuestra única hija y nos agarramos la cabeza y nos angustiamos cuando terminó la secundaria y se la rebuscó para no estudiar una carrera y se anotó en comedia musical. toda una osada. pero muy inteligente. nosotros no la contradijimos, le seguimos la corriente, eso que el papá y yo somos abogados y tiene una media hermana jueza mirá lo que te digo.

Y ahora con mi marido sabés lo que nos pasa? La escuchamos y no podemos parar de escucharla, ella y otra amiga más de ella del grupo de comedia musical no sabés lo que son, se destacan, cantan bárbaro, tienen unas voces, si ella desde chiquita estudia canto, ella ya a los seis años me pedía por favor que la llevara a clases, es mi única hija, ahora tiene veintiuno, nosotros con mi marido somos grandes y le damos todo, para que ella sea feliz. ¿no escuchaste lo bien que canta? ella es feliz haciendo lo que hace pero a veces nos agarramos la cabeza porque el arte viste. pero un día con mi marido nos preguntamos ¿quiere arte? bueno démosle arte y fue a todos los cursos.


alguien te quiere delante de otros mientras vos no estás,

alguien que te ama, habla cosas hermosas de vos,

mientras vos no estás

porque vos estás volviendo a casa.


Me fui con el celular viejo que me prestó Luli (pero entregado por Teresa) pensando que la mía, mi vieja no hace eso, que es una boluda de mierda, se está perdiendo de quererme delante de otros, de quererme simplemente, de pasar tiempo conmigo, de merendar largo y tendido conmigo. Mientras que mi vieja no me habla hace años, yo cada año me siento más capaz de hablar maravillas pero también pestes de su distancia, de su devoción por el café, de su adicción a los cigarrillos, de su hundimiento eterno de colchón, de su reciente artritis de cadera, de su silencio y de sus correos electrónicos asesinos donde no usa ni una puta coma para separar con sentido su violencia sin sentido.

El misterio de ser huérfana de una madre que no murió y vive a pocas cuadras, con las persianas de su habitación bien pero bien bajas. Boluda de mierda, boluda de la oscuridad, si tan solo levantaras las persianas, me verías ahí, en la esquina de Guemes y Julian Álvarez, esperándote para hablar pestes y maravillas de nuestro reencuentro y de nosotras dos.


pestes y maravillas

de esta madre (Fanny) y esta hija (Jenny).

martes, 8 de septiembre de 2015

Conviértete

Niño: Los barrotes estará ahí para algo. Para cuando te arrimes al borde de tu cuna mientras tus papás se estén besando abajo de las sábanas en su habitación. ¿Cómo era mi cuna? Nadie sabe decirme. Lo único que me acuerdo es que nunca me caí. Por suerte. Nunca me hubiera perdonado sacar a mis papás del beso profundo.

Respetar el arrumaco ajeno. Dejar a mis papás tranquilos. El amor tiene un ruido tan específico, tan rítimico, tan inquietante. El amor tiene ese ruido y sin embargo, yo nunca me caí de la cuna.

Lloré de bebé por gasecitos que nunca largué, lloro de grande por peleas que no puedo evitar. Cuando no lloro, me froto con peluches destruidos, saco placer del osito sin nariz, ni ojitos. Hasta hoy no pude largar los gases, las peleas ni tampoco los peluches, que me acarician.

Muchos te cantan Hakuna Matata en plena tristeza sabiendo que la suricata no es león: nunca va a rugir optimismo. Hakuna...Matáte.

¿Qué tal petróleo, el nuevo shampoo, ¿lo probaste? Del petróleo dicen que es pegajoso y se te queda en las manos para siempre. Ahora, entre nos, es un buen nombre para shampoos y acondicionadores, ¿no? Petróleo, ja. Cuidado.

Crecí. Acá en Crecí, la gente se traga los gritos como si fueran golosinas del Free Shop, demasiado caras y sin gusto.

Tirarle de los pelos a tu hermana durante diez minutos porque te promete darte la computadora y nunca te la da, llevarle el mechón arrancado en un sobre como regalo de cumpleaños, años después. Como contrapartida, al recibir su mechón, tu hermana te da la computadora, también, años después.


¿Pedir perdón usando solo los ojos? Usando solamente los ojos los resultados son increíbles. Los ojos estarán ahí para algo. Para cuando no quieras usar otra cosa que ojos.

Los recuerdos son licor de cabeza agitada y un beso dura si el beso quiere.

Vivir de pie y no tener paciencia para calentar una silla es lo mismo. Las sillas calentitas son un misterio en mi familia. Acá ninguno de los nuestros se sentó. Estar parado es una ventaja: podrás huir más rápido.

Conviértete en detestable para que algunos empiecen a quererte. Conviértete en detective para justificar tu tiempo libre. Conviértete en computadora, en cuna, en mechón de pelo, en hermana mala y en hermana buena.

domingo, 28 de junio de 2015

Forever Recepcionista

un regalo con onda para mi jefa 
qué le puedo regalar a la persona
que me reta sin ser mi madre 
cuantas más órdenes me da 
menos me paga
¿una orden de compra?
¿un spa de lecciones de vida?
¿qué?
busco un regalo caro pero también barato
que le guste pero que también le enoje
que la alegre pero también que le de ganas de cambiarlo 
mosquitos de verano, moquitos de invierno
siempre vi tele, nunca vi nieve 
porque el frío no habrá sido suficiente,
vienen los que nunca aparecieron 
con vientres inflados 
de un día para el otro
con imperfectas albóndigas bebés,
los viernes nunca los vi venir pero vinieron 
con bares de mesitas afuera
en cama seca clases de natación erótica 
en cama vacía sexo con almohadas mulliditas
estafadores palabra favorita
de este pueblo pateado por impuestos
"es como si la jirafa tuviera que pagar multa 
por tener el cuello más largo que los demás"
eso dijo un día mi jefa para explicarme algo que no entendí
en una jornada de capacitación sin sentido sólo para mí
un regalo con toda la onda para mi jefa necesito
un gatito, una patada o mi puntualidad
besote palabra favorita
de los que de besos
no saben nada,
renuncio palabra favorita
de los que se quedan sentados 
por años en el mismo puesto
haciendo las cosas pasables o bien
pero perdiendo lo más preciado de su culo: la ranura.
feliz cumpleaños jefecita mía
sabe, por mis venas corre bronca de esclava
y corre el furioso signo pesos
quiero cobrar amor cada fin de mes 
quiero sueldo todos los días,
feliz cumpleaños con toda la onda,
¿me oye? desde la recepción
mi grito debe llegar a su despacho:
¡hay que llamar al técnico
porque mi computadora esta mañana no prende, 
y el conmutador telefónico no me deja marcar 
su interno 
de reina
abeja
que se queda con toda la miel!